#QuedateEnCasa

¿Cómo ayudar a los adultos mayores a gestionar sus finanzas desde la comodidad de su hogar?

La tecnología ha cambiado la manera de hacer las cosas, muchas de nuestras tareas diarias han migrado al mundo digital.

En la actualidad, por ejemplo, no es necesario ir a una sucursal bancaria para abrir una cuenta de ahorro, realizar transferencias, pagar préstamos o solicitar una tarjeta; pero, no todas las personas conocen o saben cómo utilizar las plataformas digitales de los bancos. Los adultos mayores, por ejemplo, constituyen un grupo poblacional que, con mayor frecuencia, se enfrenta a esta situación.

Te brindamos, a continuación, seis recomendaciones para que ayudes a tus padres o abuelos a utilizar los servicios bancarios electrónicos, sin que esto se convierta en una experiencia frustrante o estresante para ellos:

1. Repasa funciones básicas. Ingresa a la web del banco o la app transaccional y revisa todas las secciones y funciones que te ofrece la entidad. Define cuáles son las transacciones que realizan con mayor frecuencia y pon mayor énfasis en estas.

2. Guía detallada. Confecciona una guía escrita con los procesos para realizar determinadas operaciones en las plataformas. Repasa periódicamente esta guía y los pasos fundamentales para ejecutar determinadas acciones.

También, puedes apoyarte en los tutoriales que el banco pone a tu disposición. Por ejemplo, en Scotiabank tenemos una sección de tutoriales para el uso de plataformas digitales en la página web del Banco y su canal de YouTube.

3. Adaptar las computadoras y dispositivos móviles. Facilítales el acceso y la navegación en las páginas web o apps. Por ejemplo, marca la dirección web del banco como favorita en el navegador para acceder de forma directa y simple. En el celular, por ejemplo, puedes hacer pequeños ajustes como el tamaño de las letras y los íconos, organizar las aplicaciones y crear accesos directos a las mismas.

4. Seguridad. Refuerza los consejos y medidas de seguridad para evitar ser víctima de fraudes electrónicos. Es necesario explicarles que no deben acceder a enlaces sospechosos y tampoco brindar, nunca, información personal o de la cuenta bancaria.

5. Empatía y paciencia. En la mayoría de los casos, los adultos mayores no tienen un contacto frecuente con la tecnología, por ello es probable que tengas que repetir algunos pasos para realizar las gestiones en línea o incluso, volver a explicar un procedimiento desde cero. ¡La paciencia es clave para una capacitación exitosa!

6. Motivación. Es muy importante generar un acercamiento positivo con la tecnología.  Puedes felicitarlos y celebrar cuando concreten gestiones de manera correcta. De este modo, se aliviana el estrés y se refuerza el proceso de capacitación.